Educación a distancia vs educación virtual

Educación en casa

De un momento a otro y sin darnos tiempo para prepararnos, todos los maestros nos encontramos trabajando desde casa, elaborando materiales y recursos para que nuestros estudiantes pudieran continuar su proceso de formación en medio de la crisis, con sus padres o acudientes como sus orientadores principales.

Tras el aislamiento social preventivo obligatorio decretado por el Gobierno Nacional, el cual, desde el 16 de marzo envió a casa a más de 9 millones de estudiantes de educación básica y media, surgen retos y preguntas en torno a la calidad, la metodología, el acceso, la cobertura y demás elementos inmersos en el sistema educativo que deberán implementarse ahora desde otra mirada y desde otros enfoques, para lograr no solo resolver la contingencia originada por el COVID-19, sino también para dejar capacidades técnicas y humanas instaladas en nuestras instituciones para afrontar situaciones similares venideras.

En diferentes entregas estaremos abordando desde nuestra experiencia algunas preguntas y retos que debe enfrentar el sistema educativo. En esta primera, compartiremos las principales características de la educación virtual frente a la educación a distancia, en qué coinciden y qué las hace diferentes.

Educación virtual vs. educación a distancia.

A menudo suelen confundirse la educación virtual y la educación a distancia porque tienen  algunos aspectos en común como:

  • No se generan al interior de un aula física
  • No requieren permanentemente de un docente
  • Ambas requieren la autonomía suprema del estudiante
  • Requiere escaso o nulo contacto presencial entre compañeros de estudio, aunque las mediaciones promueven el contacto y la colaboración entre los participantes.

Sin embargo, cada una tiene sus particularidades.

Educación a Distancia: En ella priman los materiales de estudio físicos que son entregados a los estudiantes de manera personal o por correo certificado, en este tipo de metodologías el estudiante elabora las actividades propuestas y son enviadas a través del mismo canal. La comunicación entre docentes y estudiantes suele ser vía telefónica o por correos.  Una gran ventaja para este tipo de modalidades es que no requiere para su estudio la conexión a Internet, como tampoco, altas competencias en tecnologías de la información y la comunicaciones. La educación a distancia es recomendada y usada en poblaciones de estratos bajos, vulnerables o de difícil acceso.

Algunas instituciones consideran en la implementación de su modelo de educación a distancia, sesiones o encuentros presenciales con el docente tutor en periodos de cada ocho, quince o treinta días, como espacios para profundizar y aclarar algunas temáticas desarrolladas en el plan de trabajo, facilitando así la comprensión y asimilación de los contenidos abordados en los materiales de estudio proporcionados. También, el uso de plataformas tecnológicas como espacios de apoyo al proceso semipresencial.

Educación Virtual

La educación virtual implica el uso de herramientas TIC para su desarrollo.

Educación Virtual: Esta se desarrolla principalmente sobre plataformas informáticas o sistemas de gestión del aprendizaje que brindan de manera virtual todos los elementos requeridos para desarrollar el proceso educativo. En ellas los estudiantes visualizan o descargan todos los recursos y las estrategias para su proceso de formación a partir de una ruta o plan de trabajo que conlleva al desarrollo de las evidencias o productos de aprendizaje. La comunicación se da a través de diversas herramientas dispuestas en la misma plataforma como correos, chat, foros y pueden hacerlo de manera asincrónica o sincrónica a través de encuentros simultáneos en línea. La mayoría de las actividades se realizan de manera colaborativa con el grupo de la clase. Por las anteriores descripciones es imprescindible la conexión a internet bajo esta modalidad.

La riqueza principal de esta modalidad a diferencia de la educación a distancia tradicional, es el uso de recursos digitales de diferente naturaleza multimedia (videos, lecturas, objetos de aprendizaje, objetos informativos, entre otros) que son producidos o seleccionados por el docente para facilitar la explicación y acercamiento a los temas de estudio definidos en el programa académico.

¿Cómo implementar la educación a distancia y la educación virtual?

Para iniciar el proceso de implementación de ambas modalidades se debe partir por un análisis y reconocimiento del contexto sociocultural y las condiciones de la comunidad académica para la implementación de programas de esta naturaleza (infraestructura tecnológica, capacitación docente, recursos educativos, servicios tecnológicos, conectividad, entre otros), esto permitirá determinar en la población a beneficiar la disponibilidad de los elementos básicos para su proceso académico, la estrategia de formación adecuada para lograr el éxito del proceso de aprendizaje y cómo la institución dará soporte a todos los miembros de la comunidad académica.

Seguidamente, antes de iniciar el programa se hace necesario que el docente asuma el rol de diseñador de contenidos tales como módulos, guías de aprendizaje, recursos educativos en diferentes formatos y actividades de aprendizaje y evaluación; ya sea para el diseño pedagógico, comunicativo y tecnológico del programa virtual (en la plataforma escogida) o la construcción de los módulos, guías o cartillas que se distribuirán en el programa a distancia.  En ambas modalidades deben considerar los siguientes momentos:

  1. Iniciación: estas  actividades son las encargadas de proporcionar a la experiencia del estudiante el significado y la relevancia para iniciar el proceso, por ello son imprescindibles.  En ellas se incluyen actividades para la  motivación, la exploración de saberes  y el planteamiento de una situación contextual que genere un conflicto cognitivo en el estudiante y lo impulse  hacia la búsqueda de respuestas y soluciones  para cambiar su entorno o realidad.
  2. Estructuración del Conocimiento: Las  actividades que se plantean aquí tienen el objeto de brindarle al estudiante los conocimientos, saberes, procedimientos y las herramientas necesarias para que él pueda desarrollar las competencias y las habilidades con las que podrá resolver el planteamiento inicialmente propuesto.    La información necesaria se puede brindar a través de vídeos, lecturas, ilustraciones, datos, animación, simulación, audio, gráficos, experiencias, observación de fenómenos u objetos,  para que él luego identifique, comprenda, analice, relacione, conecte  y diferencie información, procesos, sistemas o aspectos  relevantes en un contexto enmarcado por una temática en lo posible de su interés.  Estas actividades pueden ser grupales o individuales.
  3. Transferencia de Conocimiento: Las actividades formuladas aquí van destinadas a que el estudiante aplique,  demuestre el nivel de desarrollo de las habilidades y competencias formuladas para la experiencia (conceptual, procedimental, personal o social) y entregue un producto.  Deberá en este momento retomar el planteamiento inicial y resolverlo o implementar otras actividades propuestas para tal fin. Aquí los verbos más utilizados son: diseñar, evaluar, planear, simular, demostrar, dibujar, realizar, emplear, usar, presentar, compartir, transferir, manipular, construir, transformar, entrevistar, desempeñar, entre otros.
  4. Cierre o Finalización: Esta fase busca la toma de conciencia del proceso y es igual de importante que la de iniciación tanto para el estudiante como para el docente, por tal razón las estrategias aquí formuladas deben ser metacognitivas.  Planteamientos como: ¿Qué se logró?, ¿Qué pasos debe seguir para..?, ¿De qué otra manera se hubiera resuelto el problema..?, ¿Cómo superaste x o y dificultad?, ¿Qué estrategias propones para mejorar tus deficiencias y/o afianzar tus habilidades) no solo le permiten al estudiante autoevaluarse sino sistematizar su propia experiencia de aprendizaje, registrando así el proceso para superarse y conseguir una mejor versión de sí mismo.

Los momentos anteriormente mencionados son el producto de un trabajo colaborativo realizado en la Institución Educativa El Dorado de la ciudad de Montería cuyo objetivo principal era la Construcción en colectividad del plan de clases institucional teniendo en cuenta los lineamientos del modelo pedagógico a partir de procesos de reflexión docente desde sus comunidades de aprendizaje y Consejo académico y que por ende son parte estructurante de las guías con las que trabajaran sus estudiantes en estos momentos de crisis sanitaria.

  • Una herramienta importante para diseñar estrategias coherentes a las competencias y desempeños en cada fase del proceso es la Taxonomía de Bloom.
  • Una buena estrategia planteada para el desarrollo de competencias no se da en un día, así que el diseño de un buen recurso puede tomar varias semanas la apropiación por parte del estudiante.
  • Cabe recordar que todo lo anterior debe estar en concordancia y sincronizado con los planes curriculares, las metas y proyectos institucionales.

Por último, se requiere capacitar y empoderar a los docentes en diversas estrategias y metodologías de aprendizaje para guiar y orientar a sus aprendices en su proceso de formación. Es necesario aclarar que el estilo de enseñanza cambia con relación a lo presencial y  la misión del docente es la de guiar a los estudiantes para que autónomamente construyan sus aprendizajes a su ritmo según la ruta de aprendizaje propuesta.   En el caso de la modalidad virtual, el docente además de contar con competencias pedagógico-didácticas, requiere también desarrollar competencias comunicativas y tecnológicas para favorecer la comunicación asertiva en tiempos adecuados a través de los medios dispuestos, y poder brindar soporte ante dudas relacionadas con el manejo de las herramientas informáticas dispuestas en el ambiente virtual.

Cualquiera de las dos modalidades tiene sus ventajas y beneficios, lo esencial es tener como norte que el estudiante es el centro del proceso de aprendizaje, que todo lo que se disponga para ello debe generar una experiencia favorable y motivante para los participantes mientras se forman con calidad en el desarrollo de sus competencias y habilidades.

Con la colaboración de Katerin Hernández.

Licenciada en Informática y Medios Audiovisuales.
Diseñadora instruccional y asesora pedagógica de proyectos
e-learning, e-training y b-learning.

Ana Milena Palencia
Sígueme

Deja un comentario